domingo, 12 de enero de 2014

HOMICIDIOS A GRANEL


EL AGUIJÓN
HOMICIDIOS A GRANEL
POR: ARTURO MOLINA

         Escribir sobre el tema de los homicidios que vienen ocurriendo en todo el territorio venezolano no es cosa agradable, dado el número de hogares enlutados por manos de personas carentes del respeto a la vida, pero por otro lado es obligante hacer referencia al mismo, dado el grado de impunidad reinante en el sistema de justicia y la ausencia de inteligencia policial para contrarrestarlos.

         El gobierno nacional, durante los quince años en el poder, ha inyectado energías en hacer de las instituciones nacionales organismos apegados a la partidización y a la sumisión a la personalidad gobernante, en sustitución de la norma legal establecida, la cuál es aplicada de acuerdo a su conveniencia, restando posibilidades de éxito en la lucha contra la delincuencia.

         La seguridad ciudadana se ha convertido en un bochinche y quienes disfrutan del mismo, son los vagos al servicio de la siembra del terror, apoyados por el sistema político que el gobierno pretende imponer a los venezolanos, usando el asesinato como distractor, para ir sembrando el adoctrinamiento en las instituciones a todos sus niveles, y con fuerza en la educación, desde la inicial hasta la universitaria.

         La elevación pretendida por el oficialismo de hacer del finado presidente el ser supremo de los venezolanos, comienzan a profundizarla desde la niñez, haciendo dotaciones a la escuelas de materiales didácticos, pero con ilustraciones referidas al finado, llamándolo el comandante supremo eterno, sumándose el actual presidente, dejando ver la gratitud que debe tener el pueblo hacia ellos, porque ahora si hay patria (Constitución entregada a las escuelas para niños de sexto grado); tal vez en un futuro no lejano, se sustituya la entonación del himno nacional de orquestas y coros, a cambio de la ofrecida por el fallecido presidente, y se cierre con el patria, patria, patria bonita.

         No hay pueblo, caserío, ciudad, barrio o urbanización en Venezuela, que no sienta la presencia de los delincuentes, bien sea por hurtos o asesinatos; los malhechores se han apoderado de las calles; tienen armas y municiones de altísimo calibre; viven y hacen de las suyas donde les da su placer; el gobierno y los cuerpos de seguridad saben dónde están, pero se hacen de la vista gorda; dependiendo del ultimado (s), y el repudio en la opinión pública, se activan y dan con supuestos asesinos en términos de velocidad impresionantes.

         El circo establecido por el oficialismo cobra fuerza a través de los medios de comunicación, al dar informaciones de consternación por los hechos ocurridos y el llamado a no asesinar; eso se dice y otra cosa se hace. De las cárceles venezolanas son librados delincuentes con prontuarios insospechados; las armas retiradas a organismos policiales regionales por ser de la oposición, aparecen en manos de asesinos y no hay respuesta de ello; ahora hay homicidios a granel.

@JARTUROMS1         jarturomolina@gmail.com

www.jarturomolina.blogspot.com   www.semanariodigital.com

No hay comentarios:

ESTAS ESCUCHANDO...

Escribenos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *